La música y el marketing – Spora | Diseño Gráfico

La música ha sido parte de la vida del ser humano como una forma de expresión, es utilizada y creada para muchos fines, por gusto o placer, para convivir, bailar, estudiar, dormir, para hacer ejercicio, para sentirnos alegres o tristes. Entre otras situaciones más, también está presente en la publicidad como en anuncios de televisión o radio, videos corporativos, o bien en restaurantes para crear un ambiente agradable hacia los comensales (consumidores); En realidad no hay momento en que la música no esté presente en nuestro día a día en sus distintas formas de expresión, algunas veces podremos decidir cuando queremos escucharla, como es el caso de encender el radio, o poner un lista de Spotify mientras desayunamos o realizamos alguna otra actividad.

Por otro lado, hay situaciones en las que no podemos controlar esos momentos, como en el transporte público, cuando de fondo escuchamos sonar a la banda el recodo puesto por el chofer del camión.

No es de extrañar que las grandes marcas y las empresas hagan uso de la música como herramienta que potencialice sus estrategias de marketing. ¿Cómo lo hacen? La música además de ser un medio de expresión es emotiva en diferentes sentidos, alude a nuestras emociones y sentimientos, si hablamos de la cognición, la música puede asociar en las personas recuerdos positivos o negativos según sus experiencias de vida, hablando específicamente de la publicidad o el marketing, los consumidores pueden asociar recuerdos a un producto o servicio, por ejemplo, pensemos en los jingles como el de duvalín “a duvalín no lo cambio por nada, Duvalín”… a que si te acordaste del comercial, y no solo de eso, talvez recordaste algún momento de tu niñez asociado a este famoso jingle. Pues bien, de la misma forma, el marketing puede utilizar la música para crear momentos y experiencias que en lo posterior el consumidor recordará al escuchar una canción en específico, un ritmo o un jingle.

Por otro lado, tenemos el comportamiento, las emociones, el estado de ánimo y la preferencia. Estos también son aspectos estudiados de forma tal, que la música puede usarse de manera estratégica en nuestra publicidad o en nuestros videos publicitarios o corporativos, con la finalidad de llegar al consumidor logrando así, los objetivos deseados, por ejemplo, pensemos en un bar donde quieres pasar un rato agradable con los amigos, primero, debiste escoger el lugar porque el ambiente te es agradable, la comida te gusta pero algo muy importante, la música que ponen es justo la que te agrada, ¿crees que esto es casualidad? En realidad, no… que pasaría si eres amante de la música de los 80’s-90’s y de pronto en tu bar favorito escuchas de fondo la Banda el Recodo seguido de una serie de canciones tipo banda, estoy segura que inmediatamente te sacaría de contexto y posiblemente te retires muy pronto y no vuelvas.

Ahora ves porque es tan importante elegir bien la música, no solo es elegirla, también debe ser de manera estratégica. Piensa ahora en una película, que pasa cuando la ves, si es un drama que te hace llorar, ¿crees que tendría el mismo efecto si no tuviera la música de fondo? Las marcas buscan llegar a los consumidores, y la música es una herramienta mas que podemos utilizar de manera estratégica, si bien es parte importante en la vida del ser humano, también lo es para las grandes marcas y las empresas que buscan posicionar o vender sus productos o servicios.

Por lo tanto, podemos decir que la música es una herramienta muy efectiva y poderosa en la publicidad.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Chat